Los Rolling Stones compartieron una canción inédita, “Criss Cross”, grabada en 1973

Los Rolling Stones compartieron hoy “Criss Cross”una canción inédita grabada en 1973. Y sí, aunque a priori la fecha de grabación puede no remitir a la época dorada del grupo, hay un dato que lo cambia todo: el tema formará parte de la reedición de Goats Head Soupel disco que contiene nada más y nada menos que “Angie”, el arquetipo de la balada de amor rockera. El lanzamiento incluirá, además de material de archivo, 10 bonus tracks entre los que se encuentran otros dos nunca antes escuchados. “All That Rage” es el nombre de una de ellos y “Scarlet,” con la participación de Jimmy Page (guitarrista de Led Zeppelin) el otro. Todos grabados hace más de 40 años y hasta ahora nunca escuchados.

El comienzo de “Criss Cross” es un clásico corte stone. Un juego de guitarras entrecortadas entre Keith Richards y Mick Taylor con todo el ADN del rock and roll. El toque justo de suciedad y swing para que Mick Jagger estire el “Baby” del inicio hasta los límites de la sensualidad y la lujuria. Charlie Watts y Bill Wyman (por entonces bajista del grupo) son los que ponen a andar la canción en un in crescendo que parece ir de un club de mala muerte a la ruta en altas horas de la madrugada mientras el personaje de la canción pide por una transfusión de sangre luego de cruzar miradas con una chica que llegó para salvarlo… o no.

Dirigido por Diana Kunst (que trabajó con artistas como Madonna, James Blake y el rapero A$AP Rocky), el video muestra a la protagonista en una suerte de road trip en modo aleatorio, que comienza en Nueva York y termina en una playa. El ritmo de las imágenes, con cierto filtro vintage, discurre a la par de la canción con sincronicidad y simpleza. Así como la letra de “Criss Cross” no tiene una trama complicada, el video tampoco. La remera de los Rolling Stones que se le ve a la protagonista en un plano brevísimo, se suma como guiño de autor.

Si bien en su momento Goats Head Soup no fue recibido de manera unánime (el grupo venía del casi imperfectible Exile On Main St.), el disco ha ganado en valor con el paso del tiempo. El sonido del grupo, todavía en el reencuentro con su propio clasicismo hacen que hoy esas canciones sean redescubiertas y resignificadas, con -por supuesto- “Angie” como carnada universal para fanáticos de los Rolling Stones y no tanto. El disco, el décimo tercero de Jagger, Richards y compañía, fue además el último que tuvo a Jimmy Miller detrás de las consolas. Let It Bleed (1969) y Sticky Fingers (1971) habían sido los anteriores trabajos en conjunto.

Aunque 2020 tampoco fue benévolo con los Rolling Stones, que se vieron obligados a cancelar su gira internacional, nada impidió que sigan haciendo de las suyas. En abril y en plena pandemia, habían editado “Living In A Ghost Town”, una canción nueva que terminaron de componer y grabar en pleno aislamiento. “Los Stones estuvimos en el estudio grabando material nuevo antes del aislamiento”, escribió Mick Jagger en el momento del estreno. “Y pensamos que esta canción – ‘Living In A Ghost Town’- resonaría en los tiempos que estamos viviendo”.

Fuente: La Nacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *